Antonio Arbo, ex ministro de Salud de la administración liberal de Federico Franco, es un claro actor de la estrategia electoral de la oposición, ya que es muy llamativo el momento en que buscó instalar el tema vacunas en la misma semana en que fue integrado al equipo electoral de la alianza Ganar.

Criticar la vacuna contra la varicela es parte de la campaña de este sector, sin embargo, el techo del ex ministro de Salud, del período liberal, es de vidrio. En el 2016, cuando Antonio Arbo promocionaba el uso de la vacuna contra el dengue, desarrollada por los laborato­rios Sanofi Pasteur, uno de los fuertes argumentos fue que la cepa antidengue tenía la reco­mendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para países endémicos como el Paraguay.

Mientras en el pasado las reco­mendaciones de la OPS y OMS eran válidas, hoy en medio de un ambiente electoral, el mismo ex ministro del libera­lismo asegura que la OMS y la OPS se equivocan. Los "orga­nismos internacionales tratan de hacer prevalecer sus crite­rios, que no siempre son acer­tados", sostuvo.

LA “VACUNADA” DE ARBO

Por tanto, se puede inferir que las incoherencias del ex minis­tro de Salud no son alegres. A la estrategia de campaña electo­ral de la alianza Ganar, se suma el desagrado contra la OPS y la OMS porque estos organis­mos internacionales meses atrás malograron una "vacu­nada" a la población y al Estado paraguayo. Antonio Arbo fue el principal impulsor del uso de la vacuna antidengue, en varios foros expuso sobre las virtudes de la cepa, a su vez fue el labo­ratorio Sanofi Pasteur el que intentó desembarcar en Para­guay con la vacuna Dengvaxia.

El 15 de setiembre del 2017, la OMS y la OPS recomendaron al Ministerio de Salud evitar incluir el uso de Dengvaxia (laboratorio Sanofi Pasteur), para inmunizar contra el den­gue. (Ver facsímil)

"Las evidencias científicas plantean diversos cuestiona­mientos sobre la efectividad, seguridad e impacto del uso de esta vacuna. Hasta estos momentos, ningún país del mundo ha incluido esta vacuna en su programa nacional de inmunización.

Es importante además seña­lar que, ya que la vacuna no está precalificada por la OMS, no tiene registro en el país de origen y no existe la recomendación de uso por parte del GTA, no se la ofrece a través del Fondo Rotato­rio para la Compra de Vacu­nas de la OPS", señalaba en una parte el comunicado de la OMS y la OPS.

Otro fuerte argumento de los organismos internacio­nales contra el uso del pro­ducto del laboratorio Sanofi Pasteur fue el precio por cada dosis. "Es necesario considerar que el precio ofrecido en algu­nos países es de alrededor de US$ 22 por dosis. Si se toma en cuenta que el esquema com­pleto recomendado por los pro­ductores es de 3 dosis, el costo de la vacuna solamente sería de más de US$ 65, lo que pon­dría en riesgo la sostenibilidad del programa de vacunación en su país", especificaba el comu­nicado.

Es un secreto a voces que Anto­nio Arbo fue contratado por el laboratorio Sanofi, para pre­sentar en distintos foros una investigación carente de cienti­ficidad y promocionar que con la cepa de Dengvaxia la mor­tandad en Paraguay a causa del dengue se reduciría en un 93%. Cuando se conoce que la solu­ción al problema no pasa por la inmunización, sino por un tratamiento integral, "contem­plando el control de vectores, la detección oportuna y el trata­miento adecuado, e integrado con otras enfermedades trans­mitidas por el vector".

LA VACUNA CONTRA LA VARICELA

La OPS y OMS una vez más fueron claras en sus recomen­daciones, ya que mediante comunicados con repercu­siones internacionales afir­maron que las vacunas con­tra la varicela, adquiridas en el 2013, para el programa de inmunizaciones del Paraguay, cuentan con una efectividad comprobada, y son utilizadas por otros 19 países de la región que no reportan desviaciones sobre la calidad.

Asimismo, los organismos internacionales garantizan que las vacunas adquiridas por Paraguay del Fondo Rotatorio cumplen su cometido. "Todas las vacunas adquiridas a tra­vés del Fondo Rotatorio para la Compra de Vacunas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) cumplen con los estándares internacionales de producción y control reco­mendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a fin de garantizar su calidad, seguridad y eficacia", puntua­liza el comunicado, que fue des­prestigiado por el ex ministro de la oposición.

Muchos niños están en riesgo por la mentira de un ex minis­tro y la irresponsabilidad de una estrategia electoral de oposición. La salud de la pobla­ción, en especial de los niños y jóvenes, debe estar alejada de la politización o el encono por negocios frustrados.

Facsímil del comunicado de la OMS.FOTO: GENTILEZA
Facsímil del comunicado de la OMS.FOTO: GENTILEZA