Miembros del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA) cuestionaron la decisión de implementar un sistema de preselección para el ingreso de postulantes. Aseguran que el colegiado de Medicina aprobó -en el periodo 2016- que las plazas para el Curso Propedéutico de Admisión a Medicina (CPAM), sean ilimitadas, según se afirma en un comunicado emitido por consejeros estudiantiles y egresados de Medicina-UNA.

Tras implementarse un nuevo sistema como filtro para el ingreso al curso de admisión, estudiantes y egresados miembros del Consejo Directivo de Medicina-UNA repudiaron la decisión de Laurentino Barrios, decano de la casa de estudios, y Elvira Giménez, directora del Curso Propedéutico de Admisión a Medicina, de limitar los cupos para postulantes. Aseguran que este tipo de decisiones trascendentales para la institución, como la de limitar las plazas para el CPAM, no se debían realizar sin planificar y sin consultar al colegiado de Medicina.

NÚMEROS

El nuevo sistema determinado por la Dirección de Admisión establece que de superarse los 1.000 postulantes en la sede de Asunción y 170 en la filial de Santa Rosa del Aguaray, se realizará un examen de preselección de aspirantes. Este examen tendrá un costo de G. 400.000 para los postulante al cursillo de ingreso y se desarrollará el 13 de junio próximo y, el CPAM en sí es de G. 750.000, que deberá abonar el estudiante si reúne las capacidades necesarias en la evaluación de selección. Hasta ayer ya existían 526 postulantes para Asunción.

Los estudiantes y egresados solicitan al decano Barrios que haga respetar la decisión del Consejo que aprobó que el curso de admisión sea de cupo ilimitado para los postulantes y exigen que se convoque a una sesión extraordinaria para tratar la situación de cientos de jóvenes que sueñan ingresar a la carrera de Medicina.