Rosa Delvalle, la mujer sindicada como responsable de obligar a ingerir soda cáustica a una adolescente de 15 años que tenía bajo su cargo como criadita, se presentó a declarar ante la Unidad Fiscal a cargo de Martín Areco. Ocurrió en febrero en Pedro Juan Caballero, Amambay.

En compañía de su abogada Miriam Mendoza, la acusada de intoxicar a la menor por supuestamente haberla encontrado en una situación comprometedora con su concubino, el brasileño Anderson Ríos.

Ambos se encontraban prófugos desde febrero por lo que la justicia paraguaya emitió captura contra la pareja. Sin embargo, se levantó la orden de detención, ya que a través de sus respectivos abogados indicaron que se presentarían ante la justicia.

La defensa de la acusada señaló que supuestamente no se encontraban en la vivienda el día del hecho y debido a una serie de circunstancias no se presentaron ante la justicia, de acuerdo a Radio Oasis.

Con relación a la situación de Anderson Ríos, la abogada señaló que compareció esta tarde ante el Ministerio Público, en tanto que ante el juez Édgar Ramírez lo hará el próximo 8 de junio.

Tres meses internada

La menor permaneció más de 3 meeses internada en el Hospital del Trauma (Ex Centro de Emergencias Médica). Según el juez Edgar Ramírez, ante su presencia exoneró de culpa y pena a su patrona.

A fines de marzo recibió el alta médica, pero quedó internada por unas semanas más hasta que cicatrizaran las heridas. La restauración llevará unos seis meses, porque si bien su vida ya no corre peligro, hay órganos comprometidos.