Luego de 6 etapas del Dakar 2018, ayer fue día de descanso antes de retornar hoy a la compe­tencia más difícil del mundo, jornada aprovechada por los participantes para dejar nuevas las máquinas y para el descanso correspon­diente.

En tal sentido, el paraguayo Nelson Sanabria evaluó para el Grupo Nación su desem­peño de la semana. "De entrada fue una competen­cia chocante para mí, por esa penalización que sufrí el pri­mer día. Pero salí con todo al día siguiente tratando de mejorar, por suerte se dio a pesar de que en las dunas de Perú hubieron sectores que nunca hemos corrido, pero ya en Bolivia estuve más a gusto y es así que logré mi mejor final en lo que va de la prueba, y así fuimos pro­gresando en la clasificación general".

El francés Stéphane Peterhansel, líder entre autos, llega a la rampa en La Paz.
El francés Stéphane Peterhansel, líder entre autos, llega a la rampa en La Paz.

Consultado sobre qué espera de la segunda parte de la com­petencia, destacó: "Conozco los tipos de terreno con los cuales nos encontraremos en las etapas que se vienen. Bolivia se caracteriza por la altura, las lluvias, el frío y el barro, además en territo­rio argentino conozco per­fectamente lo que se viene y puedo decir que me siento muy confiado para encarar lo que resta. Son situaciones diferentes, clima distinto en uno y otro país, el estado de ánimo es igualmente dife­rente, por lo que hay que tra­tar de congeniar todo en pos de lograr el objetivo".

Los técnicos realizaron ayer un gran esfuerzo para poner en condiciones la máquina del paraguayo: "Se realiza­ron todos los cambios que creía necesario el equipo, si bien la máquina no se rom­pió demasiado en estos 6 días, dejamos como nueva la Yamaha Raptor. Estuvimos a doble ojo, para no dejar nada al azar, fueron 2 días de mucho trabajo, ya que el jueves empezaron las tareas y continuaron durante todo el día de ayer, quedando lista para la partida del sábado".

Hoy se correrá la séptima etapa en el tramo que unirá La Paz con Uyuni, sobre una distancia total de 726 kilóme­tros, de los cuales 425 serán cronometrados. Esta apa­sionante prueba concluirá el próximo 20 de enero en Cór­doba, Argentina.

Los camiones transitan por las calles de la capital boliviana.
Los camiones transitan por las calles de la capital boliviana.