El sector automo­triz relacionado a los vehículos 0 km que son importados al país movilizó unos 560 millones de dólares en el 2017, según los datos consignados por la Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (Cadam).

Las estadísticas reflejan que los segmentos de vehículos y camiones experimentaron aumentos del 33,9% y 24,4%, respectivamente, reflejando un crecimiento del sector del 33,1%, respecto al 2016.

Dichos datos represen­tan una recuperación en la importación de vehículos, luego de dos años negativos, teniendo como referencia el 2014, cuando ingresaron al país un total de 30.691 uni­dades.

"Confiamos que el 2018 seguirá siendo un año de crecimiento, siendo nuestra estimación base mínima de 10%, basados en las condicio­nes actuales de la economía, una cosecha agrícola que esté cerca de los números récord del 2017, recuperación de los mercados de la carne, consoli­dación del crecimiento indus­trial, siendo uno de los com­ponentes el desarrollo pleno de las obras viales en ejecu­ción", sostuvo Víctor Servín, vicepresidente de la Cadam.

POSITIVO

Las importaciones por tipo de vehículos indicaron un aumento del 33,9%. En efecto, de enero a diciembre del 2017 se importaron 27.851 vehícu­los nuevos versus los 20.802 rodados del 2016. Todos los segmentos de vehículos nue­vos registraron variaciones positivas.

Los automóviles ingresaron 10.882 unida­des, representando un cre­cimiento del 35,9%; además, 8.478 unidades de pickup y 7.902 unidades correspon­den a las SUVs, que reflejan aumentos del 45,6% y 20,7%, respectivamente. Asimismo, furgón y minibús registraron aumentos del 80,5% y 20,9%, respectivamente.

En lo que respecta a camio­nes, las estadísticas revelan 2.510 unidades importadas durante el 2017, cifra que representa un crecimiento del 28,9%. Mientras que los ómnibus registran 247 uni­dades, a diferencia de las 262 unidades del año anterior, único segmento con variación negativa de -5,7% en compa­ración al 2016.