Paolo Berizzi, embajador de la Unión Europea (UE) en Paraguay, destacó la estabilidad macroeconómica del Paraguay, a la que calificó de muy buena, considerando los informes emanados del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM). Fue durante una reunión que mantuvo con la ministra de Hacienda, Lea Giménez, con quien conversó sobre los desafíos en materia económica y acerca de la cooperación que el bloque destina al país.

El embajador habló de la necesidad de la nación paraguaya de contar con más recursos para ser invertidos en desarrollo, en acciones que apunten a la reducción de la pobreza y de la ilegalidad. En esa misma línea, el dio especial énfasis a la inversión no solo en obras de infraestructura, sino también en capital humano, ya que ello imprimirá mayor dinamismo a la economía de un país que busca superar la ilegalidad y la pobreza extrema, según expresó.

En ese sentido, Berizzi sostuvo que la reunión mantenida con la secretaria de Estado giró en torno a los objetivos de desarrollo sostenible, particularmente en lo relacionado al plano educativo, al que es destinado casi el 50% de la cooperación bilateral del bloque europeo al Paraguay, en los últimos 10 años.

La Unión Europea seguirá brindando su apoyo a la reforma del sistema educativo, a las políticas, tanto del actual Gobierno como del siguiente, con miras a asegurar en el futuro un sistema educativo eficiente y de buenos resultados, añadió finalmente el embajador.