La Haya, Holanda | AFP.

La vaca holandesa destinada a un matadero que se escondió durante dos meses en un bosque fue capturada y trasladada a una granja del norte donde hallan santuario vacas en el fin de su vida, informó el propio establecimiento rural.

“Hermien (el nombre del animal de tres años y medio y raza limusina) está por fin aquí, luego de un largo y solitario camino hacia la libertad”, informó la granja dde la asociación De Leemweg, en la provincia holandesa de Frise, que recibe vacas que dejan de ser productivas en vez de ser enviadas a los mataderos.

La historia de este bovino de piel rojiza conmovió a todo el país. Las redes sociales se vieron inundadas de mensajes de un apoyo, y un partido político inició una campaña de financiación participativa.

Hermien escapó con otra vaca, Zus, a la que volvieron a capturar rápidamente cuando iniciaban su huida por el este de Holanda. Hermien, ya sola, visitaba discretamente por las noches los establos vecinos en busca de alimento.

En Twitter surgieron etiquetas como #YosoyHermien, #GoHermien, #Mekoe (literalmente “yo vaca”, en referencia al #MeToo) para salvar al “heroico” bovino, de tres años y medio.

En el centro Hermien volvió a reunirse con Zus.