Washington, Estados Unidos | AFP |

El ministro colombiano de Hacienda, Mauricio Cárdenas, hizo este viernes en Washington un llamado a la comunidad internacional a prestar financiamiento barato para el desarrollo de las zonas afectadas por el conflicto armado, a medida que el país se prepara para la paz.

Para Cárdenas la reforma tributaria que entró en vigencia este año abre caminos a que nuevos recursos propios se destinen a los proyectos en las regiones más afectadas, pero el aporte internacional es vital, especialmente de entes como el Banco Mundial.

"El paso siguiente es decirle a la comunidad internacional que necesitamos más respaldo", dijo el ministro, al margen de las reuniones de primavera boreal del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional en la capital estadounidense.

"El financiamiento de la paz no solo tiene que venir de las fuentes propias de Colombia, sino también de donantes y de mecanismos de financiamientos (…) más baratos, para un país como Colombia", afirmó en rueda de prensa periodistas antes de participar de un panel sobre financiamiento de la paz.

En la conferencia, que según el ministro estaba "hecha para la medida de Colombia" también participaban el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim; el secretario general de la ONU, Antonio Guterres; y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea.

Cárdenas ofreció su apoyo a los organismos multilaterales en medio del auge de una ola mundial contra el sistema de cooperación internacional –del cual el Banco Mundial es un pilar–, y que encarna el nuevo gobierno de Estados Unidos del presidente Donald Trump.

Cárdenas expresó apoyo a medidas más moderadas como una reforma sobre el aporte de los países al Banco, al tiempo que desestimó preocupaciones sobre alguna medida drástica de parte de Washington, señalando que "no hemos escuchado la posición que van a recortar fondos al Banco Mundial o el FMI".

"Hay que mantener apoyo a estos organismos. Para países como Colombia es muy importante sobre todo ahora que estamos hablando del financiamiento del posconflicto", dijo a periodistas.

Colombia está en fase de implementación del acuerdo de paz alcanzado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC (marxistas) para poner fin a más de medio siglo de conflicto. En tanto, los rebeldes del ELN (guevarisas) iniciaron conversaciones de paz el 8 de febrero.