JANE E. DUTTON Y JULIA LEE

Ya sea que nos demos cuenta o no, constantemente se nos dan pequeñas oportunidades de impulsar o rebajar a nuestros colegas a través de la forma en que hablamos acerca de ellos. Cuando presentamos a nuevos colegas, contamos la historia de cómo resultó una reunión o compartimos el trabajo de un colega, la forma en que "narramos a los otros" puede hacer una gran diferencia en cómo se sienten respecto a sí mismos y a su trabajo.

La investigación muestra que las historias que escuchamos de otros y que destacan nuestras singulares contribuciones pueden ayudarnos a encontrar propósito en nuestro trabajo. Cuando alguien menciona su trabajo en un correo electrónico y lo califica a usted como "supertalentoso", o habla acerca de su singular fortaleza para conectarse con los clientes, lo más probable es que usted sienta que su trabajo tiene significado. Entonces, ¿cómo podemos aprovechar las oportunidades para narrar a nuestros colegas en formas que cultiven una identidad positiva? He aquí cuatro oportunidades a considerar:

-Cree primeras impresiones positivas: use las presentaciones como una forma de narrar positivamente a sus colegas. Sea imaginativo y comparta detalles que destaquen las formas en que la persona es interesante; descríbala como alguien a quien los demás querrían conocer. Es especialmente importante cuando está presentando a una nueva contratación en su equipo.

-Comunique el valor que cada miembro del equipo trae a la mesa: los equipos funcionan mejor cuando comparten información de forma efectiva. Compartir historias personales que reafirman las singulares fortalezas y contribuciones de las personas, antes de que se unan al equipo, pueden mejorar la habilidad del grupo para intercambiar información. Cuando reúna a un nuevo equipo, cuente historias acerca de las contribuciones potenciales de cada persona al grupo.

-Describa positivamente a sus colegas cuando sean socialmente socavados: algunas veces observamos a un colega siendo socialmente atacado. Quizá lo están interrumpiendo o silenciando, intencionalmente o no. Cuando alguien es menospreciado por otros, o está luchando para que lo escuchen, tenemos la oportunidad de desarrollarlo al hablar positivamente respecto a él.

-Use cierres y salidas para construir un retrato positivo de los colegas: los compañeros de trabajo se retiran o cambian a otros trabajos. La gente es despedida. Ya sean voluntarias o no, use las salidas de sus colegas para crear significado al reflexionar sobre los recuerdos positivos de haber trabajado con ellos. Vea los cierres como una oportunidad positiva de hacer el bien para otros.

Todos los días tenemos oportunidades de ayudar a otros a través de la forma en que nos comunicamos. Es importante estar conscientes de estos momentos y tomar ventaja de ellos.

(Jane E. Dutton es un profesor de administración de negocios y psicología en la Ross School of Business de la University of Michigan. Julia Lee es profesora asistente de administración y organizaciones en la Ross School of Business).