El presidente de Cerro Porteño Juan José Zapag no quiere hablar de refuerzos antes del final del torneo Apertura. En medio de muchas especulaciones, el titular azulgrana vive el presente del equipo, que no es bueno después de la última derrota frente a Guaraní.

Zapag se quejó del rendimiento del plantel y sutilmente dijo que Guaraní fue superior en el primer tiempo porque Cerro Porteño lo permitió.

"Los que no rinden, o repuntan, o rescindimos el contrato". Eso fue lo más duro que lanzó el mandamás azulgrana en una larga charla con los periodistas una vez que concluyó su encuentro con el empresario Pedro Aldave y Óscar "Tacuara" Cardozo. Mensaje clarito del presidente para muchos jugadores que se están jugando su continuidad en el club en el próximo semestre.

"Me gustaría que mi equipo corra mucho y gane el clásico antes que pensar en el árbitro", se refirió al ser consultado sobre la designación del juez José Méndez para el juego frente a Olimpia.

El plantel azulgrana retornó a los entrenamientos ayer. Los que jugaron ante Guaraní realizaron trabajos regenerativos en el gimnasio, mientras que el resto participó del fútbol en espacio reducido. Para el superclásico, el DT no descarta volver a jugar con tres volantes.