Cualquier momento es bueno para visitar Encarnación, aunque la época estival es la preferida por los amantes del sol, la playa, las compras y, por supuesto, del carnaval. Para que la experiencia sea placentera, nada mejor que el Hotel Savoy, un establecimiento que ofrece innumerables atractivos para sus huéspedes y que la convierten en un destino de visita obligada.

Con una excelente vista de la Costanera Padre Bolik, el Hotel Savoy abre sus puertas a los veraneantes que llegan hasta la Perla del Sur en busca de relax y diversión. Este magnífico hotel, ubicado en pleno corazón de Itapúa, cuenta con 82 habitaciones temáticas, todas ellas dotadas de conexión wifi, minibar, Led Tv, servicio de lavandería y room service las 24 horas.

Graciela Acuña, gerente comercial del establecimiento hotelero comentó que las tarifas varían de acuerdo al tamaño y ubicación de las habitaciones y que los precios van desde G. 495.000 hasta los G. 619.000, siempre y cuando no coincidan con los días de Carnaval.

Entre ellas destacan laDeluxe (con vista al parque natural interno), la Deluxe Costanera (con vista al río y a la Costanera), las Suites (con terraza y vista a la piscina) y las Suites Costanera (con vista a la Costanera y terraza incluida). En cuanto a los amenities los visitantes pueden acceder al gimnasio, sauna, piscina y el Soho Restaurante que ofrece las mejores carnes grilladas, pescados, y mariscos combinados con nuevos sabores y texturas.

También disponen de un Bar en el lobby, y de un gran salón Kristal destinado a eventos sociales o corporativos con capacidad superior a 500 personas y equipado con tecnología de última generación.

Verano es carnaval. Como plus, Hotel Savoy pone a disposición de los huéspedes una variada gama de servicios como el Concierge que facilita la organización de la estadía de los turistas, reservas en restaurantes, eventos, entre otros. También tienen el servicio de transporte durante la temporada de verano. De allí que quienes deseen asistir al Carnaval o visitar las playas solo deberán solicitarlo.

Ofrecer una propuesta de valor que sea atractiva para el cliente no es una tarea fácil y menos aún teniendo a varios competidores que se dedican al rubro de turismo de ocio, de sol y playa y, por supuesto, al carnaval. Los hoteles urbanos como el nuestro, complementan estos servicios con una amplia oferta de actividades, fácilmente al alcance del turista, como realizar excursiones, tour privado, visitas a las Misiones Jesuíticas, entre otros”, puntualizó.