La población joven y numerosa del Paraguay puede cumplir un rol fundamental para el desarrollo, pero necesita oportunidades para que sus mentes se enciendan y brillen. Esto será posible incrementando tanto el acceso a la educación superior como la inserción laboral, un reto que es asumido desde la Secretaría Nacional de la Juventud (SNJ).

El Paraguay se caracteriza por mantener una gran proporción de jóvenes dentro de la estructura del total de sus habitantes. Por eso la creación de la Secretaría Nacional de la Juventud (SNJ) se constituyó en el puntapié inicial para priorizar en la agenda de Gobierno, políticas públicas que apunten a satisfacer las necesidades y expectativas de esta población numerosa que busca hacerse camino, tanto a nivel académico como desde el punto de vista laboral.

Magalí Cáceres, actual ministra de la Juventud, asegura que éste es el desafío más grande que le ha tocado enfrentar. “El amor que siento por Paraguay es algo muy difícil de explicar, es un amor profundo, intrínseco, y que va más allá de mi misma, porque está conectado a mi familia y mis raíces. Ese amor es el motor de mi día a día. Ayuda mucho el apoyo que siento de mi familia, del equipo del Gobierno, y gente que hoy cree en este proyecto que queremos instalar” manifestó en esta entrevista que concedió a FOCO, en la que brindó detalles de su gestión.

¿Qué espera aportar desde el cargo?

La SNJ es rectora de políticas públicas de juventud, por lo que esperamos establecer a la institución como puente conector entre las oportunidades y los jóvenes de todo el país. Buscamos articular y trabajar de forma conjunta con todas las instituciones que están desarrollando proyectos en temas de juventud, del sector público, privado y sociedad civil. Queremos promover la participación juvenil en distintos estamentos.

¿Cómo califica o define a la juventud paraguaya?

La juventud es el mayor capital de nuestro país. Es una potencia que debe ser nutrida, atendida, formada y fortalecida para que pueda establecerse en su pleno potencial. Hoy Paraguay es el país más joven de la región, con un capital humano que presenta una enorme oportunidad para fomentar un desarrollo integral.

¿Qué proyecto en ejecución quisiera destacar por el impacto que tendría? ¿Cree que los jóvenes están cobrando mayor protagonismo tanto en el sector público como privado? ¿De qué manera y a qué se debe? Nuestro portal de oportunidades, Aikatu. Si bien estamos llevando adelante varios proyectos, siento este en particular es como el de mayor importancia por el impacto que puede generar en el proceso de facilitar al joven el acceso a todo aquello que necesita encontrar. Un portal donde esté agrupada toda la información sobre becas, empleo, capacitaciones, voluntariado, salud, formación en intereses personales o hobbies, oficios, entretenimiento, todo en un mismo lugar y quitándole todo tipo de burocracia innecesaria, haciéndolo sencillo, accesible y funcional para quien esté buscando.

Se está decantando como un fenómeno natural, siendo el 30% de la población del país (jóvenes entre 15-29 años) y una porción considerable de la fuerza laboral activa, es natural que los jóvenes estén cobrando ese tipo de protagonismo. Es una consecuencia más del bono demográfico, pero que debe ir acompañada por el respeto y el acompañamiento de generaciones anteriores, que sepan dar los espacios correspondientes a las mentes jóvenes, así como el saber oírles, considerando que su percepción de las realidades del siglo XXI se da de una manera fluida, orgánica, ya que hemos crecido con los nuevos avances, con las nuevas tecnologías.

Se habla del bono demográfico como un factor diferencial para el desarrollo, ¿cree que se están realizando los esfuerzos necesarios para sacar provecho de ello? El tema de las becas, sin dudas es loable, pero, ¿cómo se saca mayor provecho de esta oportunidad que están teniendo numerosos jóvenes o cómo se garantiza beneficios para el país? ¿Cuál sería el mensaje que desea transmitir sobre la juventud a la sociedad? Pienso que existe una estructura gubernamental que está realizando los esfuerzos, y que no solamente ve a futuro, sino busca empoderar hoy en día a su población joven, sea desde los propios puestos que ocupan muchos miembros del gabinete en el Ejecutivo, o desde los proyectos y programas que están siendo ejecutados y diseñados para ésta población. Pero esto debe ir acompañado por una visión paralela del sector privado, que comprenda que la mente joven es mucho más que mano de obra accesible o de bajo costo, sino que es potencia en su mayor momento de capacidad, y que bien aprovechado, esto es un elemento clave en el crecimiento de toda industria.Primero que nada uniendo la información de la disponibilidad con los jóvenes. Al año se pierden numerosas becas porque los potenciales candidatos no se enteran de ellas o se enteran tarde. Esta situación entendemos debe ser resuelta cuanto antes. Este 2017 la SNJ ha participado activamente en la generación de nuevas oportunidades becarias, y es algo de lo cual nos sentimos honrados, porque cada beca es una posibilidad que enciende una mente, que potencia una carrera, y que compromete a un joven profesional con el país. Estamos hablando puntualmente de 2.450 oportunidades de becas logradas en este año. Para el 2018, seguiremos trabajando en conjunto con la Itaipú Binacional, con Becal II y desde la propia SNJ, con nuestro programa de ayudas económicas a jóvenes universitarios de todo el país. Esto no resuelve todas las carencias, pero definitivamente estamos convencidos que representa un eje fundamental en el proceso formativo necesario en los ciudadanos, para que se den los saltos que requerimos como nación.La juventud es el presente y futuro del país. Apostar en la juventud es apostar en Paraguay. Un Paraguay innovador, dinámico, talentoso, un país de oportunidades. A los jóvenes les diría que hoy el país nos llama a ser titulares, no hay espacios para suplentes, y la construcción de ese Paraguay que soñamos depende de cada uno de nosotros.

¿Algo más que desee agregar?

Mi compromiso es con todos los jóvenes del país y, junto a ellos, vamos a trabajar incansablemente por nuestra nación.

PERFIL

Licenciada en Relaciones Internacionales con énfasis en Desarrollo Internacional, Estudios Latinoamericanos y Ciencias Políticas, por la Universidad George Washington.

Maestría en Emprendedurismo Social, con concentración en Innovación en el Gobierno y Planificación Estratégica, por la Universidad George Washington.

Fue directora de Relaciones Internacionales y Cooperación Externa de la Secretaría Nacional de Juventud (SNJ).

Asesora Internacional (Ad Honorem) de la SNJ representando a la Institución en conferencias y encuentros internacionales de ministros y autoridades de Juventud de Iberoamérica.

Sub Directora Ejecutiva de la Academia Global de Jóvenes Líderes en Washington DC, donde diseñó y coordinó foros de liderazgo juvenil en el Banco Mundial, el Congreso de Estados Unidos, el Departamento de Estado, y en Paraguay.

Consultora del PNUD, Naciones Unidas en el programa de Fortalecimiento de Capacidades de Gestión de Gobierno (SIGOB) en Asunción.

Miembro del Cuadro de Honor del Decano de Estudiantes y Atletas George Washington University, Washington D.C. (2009-2010-2011).

Participó como voluntaria del Proyecto Comunidad Ava Guaraní “Yary Miri”, Red Paraguay DC y Operación Sonrisa.

Actualmente, ministra de la Juventud.

DESTACADA

“Mi compromiso es con todos los jóvenes del país y, junto a ellos, vamos a trabajar incansablemente por nuestra nación”.