"Hambre y pará­sitos reinan en la barriga de nuestros niños, crecen sin padres, sin amor, sin cariño", dice desafiante en unas de sus estrofas el tema "Liberá tu mente", el primer corte promo­cional de la agrupación Biza­rrasong, un proyecto de música urbana que está pronto a pre­sentar su primer material dis­cográfico que llevará el título "Sentina".

"La historia de este proyecto tiene que ver con la necesi­dad que sentíamos Juliano y yo, la necesidad de expresar lo que sentíamos. De mi parte la indignación, la rabia, la bronca, el hambre, la necesidad, la falta de esperanza, de seguridad, de salud. Es lo que me llevó a vol­verme rapero, porque en rea­lidad antes no era rapero, solo cantaba. Eso me hizo rapero, la necesidad", dice Biza, una de las voces de Bizarrasong, junto a Juliano.

Estos jóvenes músicos del interior del país no tienen el rap como su origen musical. Sin embargo, han encontrado en ese puerto un lugar donde canalizar sus ideas, su descon­tento y fundamentalmente su propuesta.

"Nos conocimos en Horqueta en la esquina de un karaoke. Después de eso vi un show de Biza, y cuando vi lo que estaba haciendo, lo que estaba diciendo, y de la manera en la que estaba haciendo, yo dije que eso era lo que yo quería, encontré mi musicalidad con él", comenta Juliano, quien viene del palo del rock.

"Canto desde muy niño. Entre los 4 y 5 años. Cantaba música mexicana y música paraguaya. Fui el primer mariachi mitã'i que tuvo Paraguay", comenta Biza. Desde niño fue un traba­jador de la música, pero el esce­nario hoy es otro. "Yo no vivo de la música, pero demasiado vivo la música, no vivo de mi arte, y demasiado vivo mi arte, eso me agrada y eso me hace sentir útil. Para mí eso es sinónimo de vida, sinónimo de felicidad".

Cruda y frontal es la propuesta del grupo.
Cruda y frontal es la propuesta del grupo.

Bizarrasong en un proyecto que se dio a conocer con el video "Libera tu mente", publicado el 17 de diciembre, en coinciden­cia con la fecha de las eleccio­nes internas a nivel nacional. La presentación de su corte fue una respuesta al simbolismo que tenía esa fecha, con planos de calle, graffitis sobre propa­ganda electoral, imágenes de la cruda realidad de la pobreza paraguaya.

"Ese corte lo lanzamos el día de las elecciones, para contra­rrestar un poco toda es basura que nos meten a la fuerza en nuestra cabeza, en nuestra mente, en nuestra comida, en nuestra sangre, en los cole­gios, en las escuelas. Lo lanza­mos así para que las personas se puedan liberar por 3 minu­tos 40, que es lo que dura la música, de toda esa basura", dice Biza.

Los músicos vienen trabajando con el productor Mike Cardozo y llevan al sonido fusiones de rock, soul, rap, reggae y tam­bién con variantes de música paraguaya. Sus influencias locales son múltiples. Biza cita a José Asunción Flores, Luis Alberto del Paraná y Emi­liano R. Fernández; mientras que Juliano habla de Pipa para tabaco, Mike Cardozo, Cultura Nativa, Aviadores del Chaco y Revolber.

"El proceso compositivo es nada más nuestra vivencia, por que lo que cantamos es lo que vemos, es lo que vivi­mos, es lo que sentimos, es esa impotencia de ver que la gente de corbata hace lo que quiere del país, y la gente que labura está casi en la mierda", afirma Juliano.

La verdad sin censuras, directa e incómoda es la herra­mienta de Bizarrasong, en una escena en la que la mercantili­zación del arte generalmente ata la libertad creadora de los artistas. Están preocupa­dos porque ahora al parecer ya "no importa el hambre de los demás, no importa es frío de los demás, y eso está mal". "La propuesta que estamos trayendo que tiene una musi­calidad muy buena, y una ver­dad muy amplia, que no nos van a poder atajar. Realmente pienso que vamos a hacer el cambio de verdad. Estamos poniendo todas nuestras ganas, sudor, labor, para poder hacer algo que cambie men­tes", concluyó Juliano.