El músico paraguayo regresó de España con el título de Máster en composición de bandas sonoras y música para medios audiovisuales.

Tras 15 meses en España, Fran Villalba regresó a Paraguay, un día después de Navidad. El ex tecladista del grupo Gaudí y autor del emblemático tema “Sueños” de la película “7 cajas” volvió con un extenso título: Máster en Composición de Bandas Sonoras y Música para Medios Audiovisuales de Música de Catalunya; y tanto conocimiento que pretende transmitir a través de clases magistrales, que se pueden coordinar entre el 1 al 15 de enero. Informes al 0981410-132; produccion@franvillalba.com.

“La clase magistral será individual, principalmente para adaptar un pequeño porcentaje del programa al nivel y expectativa de cada músico en relación a la música aplicada al audiovisual”, explica Villalba. “Estará distribuida en 4 apartados principales: Equipamiento, Componiendo bandas sonoras (largometrajes, cortometrajes), Componiendo bandas sonoras (videojuegos, publicidad), Aspectos Legales (presupuestos, contratos). Enseñar es aprender. Me interesa mucho que otros músicos paraguayos tengan oportunidad de iniciarse o profundizar este campo, y a la vez contribuir al crecimiento y formalización del sector, hay mucho camino por recorrer”.

Palabras en música

“La idea de profundizar conocimientos en el campo de la música para audiovisuales la tengo desde antes de iniciar mi experiencia en películas, antes del 2006, comencé a investigar a través de internet de ofertas educativas en todo el mundo que se adapten a mi búsqueda, en el 2015 encontré ofertas educativas en Barcelona, una de ellas, a desarrollarse en la Escola Superior de Música de Catalunya, el programa era lo que buscaba, la titulación a obtener era Máster en composición de bandas sonoras y música para medios audiovisuales y el proyecto final componer una pieza para un proyecto audiovisual y grabar con la orquesta sinfónica de Bratislava, apliqué y quedé seleccionado junto a otros 15 compositores de distintas nacionalidades”, relata el músico. “La posibilidad de componer para orquesta sinfónica cambió radicalmente mi forma de componer, y a la vez se abre una puerta que me invita al estudio de la música para toda la vida”.

¿En qué etapa de una película tendría que involucrarse al compositor? Fran responde: “Tuve la oportunidad de componer música en diferentes momentos de la película, más que el momento ideal, valoro mucho la oportunidad de trabajar proyectos donde los directores no están muy aferrados a los temp-tracks (piezas musicales referenciales). El hecho de no estar sujeto a éstos tracks da oportunidad a que se desarrolle verdadera fantasía en la música aplicada a imagen”.

“Me gusta iniciar el proceso leyendo el guión, busco identificarme con elementos de la historia y con los personajes, cuando los encuentro generan en mí ideas melódicas, ambientes sonoros y textura de la música original de la película. Luego, la comunicación con el director o directora, disfruto mucho del proceso de convertir palabras en música”, agrega.

Sonido propio

El compositor opina: “El poder de la música trasciende al de las imágenes, tal es así, que la música puede, a través de melodías evocar en el espectador personajes, sentimientos, sin que estén presentes en la escena, también puede transformar completamente el mensaje de una escena, por estos motivos hay que utilizarla con mucho cuidado, es muy fácil excederse en su uso y abusar de ella, cada película tiene necesidades distintas, el desafío está, a mi criterio, en encontrar el equilibrio entre silencio y música en cada una”.

¿Se puede imaginar que, alguna vez, una composición paraguaya llegue al Oscar? En el caso de Fran, tiene una reflexión clara: “Los premios no son mi objetivo, por su puesto que recibir un reconocimiento así sería alentador y gratificante, por otro lado pienso también que existe una pequeña dosis de azar en cada premio, el momento, el lugar. Creo más en continuar la búsqueda de mi propio sonido y de seguir creciendo musicalmente a través del estudio de la música y de la experiencia, si este camino me lleva algún día a un reconocimiento importante, sería un gran logro”.

Finalmente, qué proyectos vienen el año entrante: “Estoy iniciando la composición de mi primer largometraje español, para un director catalán, la película es de suspenso, drama y terror, éste último de un género nuevo para mi, lo que es muy motivante, además un corto dirigido al público infantil para una directora colombiana. Al mismo tiempo seguir capacitándome a través de un taller de composición e instrumentación en el Conservatorio de Música de Barcelona que inicié en octubre del 2017 y finaliza en junio del 2018”.