Un fuerte temporal azotó al departamento de Alto Paraná entre la tarde del viernes y la madrugada del sábado. Las fuertes ráfagas de viento que se registraron dejaron casas destechadas, carteles, columnas y árboles caídos, incluso, el techo de una estación de servicios se vino abajo en Ciudad del Este. Pastor Larramendia y su hijo resultaron con lesiones leves tras la caída de un árbol sobre la camioneta en la que se trasladaban, por lo que fueron trasladados hasta la Fundación Tesãi, donde recibieron los primeros auxilios.

Desde la Administración Nacional de Electricidad (Ande) informaron que debido al fuerte temporal quedaron fuera de servicio 28 alimentadores de 23.000 voltios, afectando a Ciudad del Este, Presidente Franco, Cedrales y Minga Guazú. Ayer se reforzó la cantidad de funcionarios técnicos del área de operación y mantenimiento para restablecer el servicio en la brevedad posible, logrando normalizar 15 circuitos. Los demás continuaban en proceso de verificación.

RESPUESTA COMUNAL

La intendenta de Ciudad del Este, Sandra Zacarías, determinó que todas las áreas de la comuna se aboquen exclusivamente a la atención de las personas afectadas por el temporal, atendiendo a la gravedad de los daños causados.

Personal operativo trabajó en el despeje de las calles y avenidas afectadas por las caídas de árboles y columnas a fin de normalizar el tránsito de vehículos en la ciudad. Las tareas se realizan en coordinación entre el municipio, la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), la Gobernación del Alto Paraná y otras instituciones.

ASISTEN LA SEN E ITAIPÚ

Unas 700 carpas de plástico para refugios temporales fueron entregadas ayer a la mañana por la Itaipú Binacional y la SEN a las familias afectadas en los barrios Ciudad Nueva, 23 de Octubre, San José y en los kilómetros 8, 9 y 10; mientras que por la tarde entregaron 98 colchones y 98 frazadas. "La provisión de insumos para los afectados se realizará durante todo este fin de semana", anunciaron desde las instituciones.