Las obras en el futuro barrio San Francisco a cargo de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), financiado y ejecutado por la Itaipú Binacional, se encuentran muy avanzadas y en la próxima semana ya se estaría concluyendo el hormigonado del último monobloque con lo que se completará las 78 unidades, de tres pisos, para los 888 departamentos, según informaron.

En el predio de 23 hectáreas, situado en el extremo del barrio Loma Pytá y Zevallos Cué de Asunción, también están a punto de concluir las 112 casas unifamiliares.

Un total de 1.000 viviendas se están construyendo en el lugar en el marco de la política habitacional del Gobierno Nacional, con todas las obras complementarias que incluyen calles, lugares de esparcimientos, lumínicas, escuela, iglesia, entre otras.

Las viviendas del barrio San Francisco serán destinadas preferentemente a familias de zonas inundables del barrio Ricardo Brugada (Chacarita) como ser: San Pedro, San Jorge, San Vicente, San Felipe (zona baja y Refugio), y zonas aledañas al proyecto, en Zeballos Cué.

Los datos brindados por técnicos de la Dirección de Coordinación Ejecutiva, la próxima semana, si están dadas las condiciones climáticas, se estaría terminando la carga del hormigón en el último monobloque para los 888 departamentos. En cuanto a las viviendas unifamiliares, 112 casas, las tareas para su conclusión está en el orden de 90%.

Asimismo, informaron que las redes de abastecimiento de agua potable, de desagüe pluvial y red de alcantarillado, prácticamente ya están concluidas, al igual que el sistema de iluminación, mediante red de distribución subterránea. Otras de las novedades es el inicio de la construcción de la pavimentación de una de las calles principales del futuro barrio San Francisco. Además, se comenzó a hacer movimiento de suelo, para el sector del centro multiuso, comisaría, salón auditorio, entre otros.

La etapa de postulación para las soluciones habitacionales del barrio San Francisco continúa abierta y las carpetas son recepcionadas e ingresadas a la Senavitat, para su correspondiente evaluación.