El Gobierno Nacional concretó la entrega de certificación número 11.500 con la entrega de 1.000 adjudicaciones realizada ayer en el litoral del Palacio de Gobierno a beneficiarios de la reforma agraria. El titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Justo Cárdenas, dicha entrega se realizó en nueve meses. Indicó también que a más de encarar una recuperación de tierras para adjudicarla a quienes les corresponde tierras públicas, se dejará un legado tecnológico del catastro nacional.

El acto de entrega contó con la presencia del presidente de la República, Horacio Cartes, quien entregó a los beneficiarios los certificados de adjudicaciones, entre las que están personas que vienen esperando varias décadas la formalización de sus parcelas. Cárdenas resaltó que con la entrega de títulos de propiedad, los beneficiarios "ingresan a la economía formal, el Gobierno hace justicia social y al mismo tiempo, profundiza la reforma agraria, otorgando soberanía a las familias favorecidas".

Añadió que este es un avance que ningún gobierno anterior pudo lograr ya que es un proyecto que inició en el 2014 para poder añadir tecnología al proceso de manera a entregar masivamente los títulos de propiedad, por lo que el gobierno seguirá formalizando las parcelas ya que el objetivo es llegar a fines del 2017 con 7.000 beneficiarios. "La titulación de tierras no solo se constituyó en una prioridad, sino en obsesión del gobierno del presidente Cartes", señaló Cárdenas.

El titular del Indert, respondió también al ex presidente de la República, Nicanor Duartes, quien había calificado al gobierno como neoliberal y aseguró que este es el primero que interpretó la doctrina del Partido Colorado, erigiéndose en uno agrarista y además se impulsó la lucha contra la pobreza desde varios entes del Estado y fortaleciendo los programas sociales.