En la Gobernación de Guairá continúan los problemas sobre quien realmente debe ejercer la titularidad del Ejecutivo departamental al surgir ayer un tercer gobernador, quien, sin embargo, dijo que esperará que la resolución judicial que lo habilita quede firme para asumir el cargo.

El fallo emitido ayer por el juez electoral de Caazapá, César Alfonso, tío del senador colorado Gustavo Alfonso, resuelve revocar la Resolución Nº 121 del 3 de marzo del presente año que imposibilitaba a Óscar Chávez asumir el cargo, por lo que el concejal se convierte de nuevo en el tercer gobernador de Guairá.

En el citado departamento sigue la confusión con relación a quien es el alto jefe departamental, tras la resolución que manifestaba la legalidad de la firma de la supuesta renuncia del gobernador electo Rodolfo Friedmann. Luego de esta situación el pasado viernes la Junta Departamental designó al concejal Rodolfo Pereira como encargado de despacho de la Gobernación, pero ahora una resolución del Juzgado Electoral de Caazapá señala que Chávez debe ser el jefe departamental.

En diálogo con los medios de prensa Chávez dijo que los miembros de la Junta Departamental respetan la ley y que están obrando conforme a las resoluciones judiciales. En tal sentido, sostuvo que debido a que la resolución del juez electoral de Caazapá es apelable, esperará que culminen todas las acciones y que una vez que quede firme la medida judicial que lo favorece asumirá la función de gobernador. Manifestó que se han reunido y que han decidido que Rodolfo Pereira siga como encargado de despacho y realice las tareas que le corresponden al gobernador.

Por otro lado, informó que por orden de Pereira ayer al mediodía se llamó a un cerrajero para que vuelva a abrir el portón de acceso directo al recinto de la Junta Departamental, que el viernes pasado el gobernador Friedmann procedió a clausurar, según informó.