Siendo las 15:30, Raúl Fernández Lippman ingresó hoy a la cárcel de Tacumbú. De ser el secretario más importante del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM), Fernández Lippman se convirtió en el preso Nº 100 del 2018 de esta Penitenciaría. Está involucrado en el escándalo de los audios filtrados.

El móvil, una furgoneta blanca del Ministerio de Justicia con la inscripción “Traslado de reclusos”, ingresó hasta el portón principal de Tacumbú. Allí, decenas de periodistas se cruzaban entre micrófonos, cables y cámaras para tratar de obtener alguna imagen de quien hasta hace apenas unos meses atrás, era un hombre con muchísima influencia en los estrados judiciales. Esto, teniendo en cuenta que hasta noviembre del año pasado, Fernández Lippman era secretario del presidente del JEM, Oscar González Daher -hoy día también procesado por este caso y expulsado del Senado- y tenía contactos con todos los sectores. De hecho, aparecía como una pieza importante dentro de un presunto esquema de extorsión que funcionaba casi a la par del sistema de justicia en nuestro país.

El registro de ingreso a Tacumbú de Fernández Lippman (Foto Gentileza)
El registro de ingreso a Tacumbú de Fernández Lippman (Foto Gentileza)

Fernandez Lippman aparece involucrado en el escándalo de corrupción que fue descubierto a través de unos audios que se divulgaron en la prensa. En estas grabaciones se escucha a Fernández Lippman negociando imputaciones, hablando sobre casos, de fiscales, de jueces, de procedimientos, etc. El ex funcionario del JEM Llegó a Tacumbú en compañía de su abogado Alvaro Arias, luego de hacer su declaración ante el juzgado. Cuando salió, Fernández Lippman se limitó a decir “hablen con mi abogado” cuando fue abordado por los periodistas.

El ex secretario del JEM y hombre de confianza del ex senador González Daher tuvo una doble imputación. La primera se dio el 23 de diciembre pasado cuando los fiscales Alcides Corvalán y Francisco Torres lo imputaron por el hecho punible de tráfico de influencias. La segunda imputación fue el 28 de diciembre por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, cargo que está a cargo de la fiscala Victoria Acuña.

El juez penal de garantías, Gustavo Amarilla, dispuso la semana pasada la prisión preventiva del ex secretario Raúl Fernández Lippmann, en la cárcel de Tacumbú.

Fernández Lippman pasó a ser preso Número 100 de Tacumbú en lo que va de este 2018.