París, Francia | AFP, por Elodie SOINARD

"¡Si me dejara llevar, iría a competir ahora mismo!": Su doble fractura de pierna hace ocho meses se convirtió en una de las imágenes más dolorosas de los Juegos de Rio, pero el gimnasta francés Samir Ait Said no ha perdido la determinación por volver al máximo nivel.

"¡Lo hecho mucho de menos! Quiero volver a la competición, soy un competidor, sigo entrenando, pero regresar a la competición, ganar medallas… Eso me falta", señala a la AFP Ait Said, de 27 años, en plena sesión de recuperación en el Insep (París), el centro de alto rendimiento de Francia.

A principios de agosto el deportista abandonó Brasil con la pierna izquierda inmovilizada, con la tibia y el peroné rotos. Fue el precio de una mala caída en el salto de potro.

Las impactantes imágenes de televisión mostraban la expresiva reacción de los espectadores en el pabellón, muchos con las manos en la boca, o tapándose los ojos, incluso al borde de las lágrimas.

Desde el día siguiente, con un vídeo publicado en sus redes sociales justo después de ser operado, Ait Said fue optimista y se marcó nuevos objetivos, especialmente volver a los Juegos en Tokio 2020.

Ocho meses después asegura "pensar menos" en el momento en el que se lesionó y dirige todos sus esfuerzos a las duras sesiones de recuperación muscular a las que se somete.

– ¿Regreso en septiembre? –

En principio parece que el especialista en anillas, campeón europeo en 2013, tiene claro que debe mirar hacia adelante: "No sirve de nada deprimirse, no es el momento, eso es todo".

"Estoy hecho para la competición, para los Juegos… ¡Si no fue en Rio será en Tokio! Esta fuera de sitio abandonar por un pequeño problema, en una piedra en el camino", añade.

Una curiosa manera de restar importancia a su grave lesión, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo por internet hace unos meses.

"Mi retorno a los entrenamientos es inminente y mi retorno a la competición también. No puedo decir cuándo volveré, es una decisión que tengo que tomar con los médicos, los fisioterapeutas, mi entrenador, mi entrenador nacional… No es seguro, pero pronto volveré", continúa.

Si el campeonato de Europa, en tres semanas, llega demasiado pronto, Ait Said tiene en una esquina de su cabeza el Mundial 2017 de Montreal, a principios de octubre, y la etapa de Copa del Mundo en París, 15 días antes.

– Grandes ambiciones –

A la espera, el ginmasta comparte sus progresos en las redes sociales, como su primer salto a princpios de marzo.

Bicicleta estática, saltos, pequeñas carreras, cambios de dirección: Encadena ejercicios seis días por semana en el Insep, en el bosque de Vincennes de la capital francesa.

"Lo que hago aquí es mucho más duro que la gimnasia", subraya.

Además ha aprovechado su baja para finalizar sus estudios de fisioterapia, lo que le ha hecho ganar algo de peso.

"Cuando estudiaba picaba todo el tiempo. Sentado en un silla, sin hacer deporte y comiendo, este es el resultado", sonríe.

Ait Said prepara una memoria de sus estudios dedicada a "la prevención en los ligamentos cruzados en los gimnastas".

Tras su accidente en Rio en el potro, aparato en el que ya se lesionó en 2012, entonces en la pierna derecha, lo que le privó de los Juegos de Londres, ahora Ait Said se concentrará en las anillas.

Con muchas ambiciones en la cabeza: "Veo el final del túnel. Tendré tiempo para intentar ser campeón europeo, campeón del mundo, olímpico…".