La Unión del Fútbol del Interior (UFI), comunicó por medio de una nota, que excluye temporalmente al club Rubio Ñu, de la Liga Luqueña, hasta que se esclarezca la situación del club, que por ahora está con problema judicial.

Provisionalmente, Rubio Ñu de la liga luqueña, queda excluido de toda competencia organizada por la UFI y la Federación de Fútbol del departamento Central, hasta que la justicia se pronuncie oficialmente sobre el caso de supuesta trata de personas y coacción sexual a jugadores de la cita institución.

Así mismo, el jugador protagonista del escándalo, Bernardo Caballero, queda inhabilitado provisoriamente de toda acitividad relacionada al fútbol. Así mismo, la UFI inició un sumario administrativo, solicitando documentos de los clubes Rubio Ñu y Marte Atlético, instituciones donde tiene injerencia Antonio González, el otro hombre del escándalo.

Todo esto se generó tras los videos que el presidente del club Rubio Ñu de la liga luqueña, Antonio González, divulgó en redes sociales, despotricando contra Caballero y un tercero de nombre Valentín. Todo aparentemente se generó por problemas pasionales, pero el caso aparentemente es más grave de lo pensado.

La fiscalía intervino el club, encontrando indicios de que en la institución había coacción sexual a los jugadores por parte del presidente de la institución y hasta posible trata de personas.