Pyeongchang, Corea del Sur | AFP.

Los funcionarios del Comité Olímpico le bajaron el perfil este martes a las sugerencias de que el equipo unificado de hockey coreano podría ser nominado para el Nobel de la Paz pero se mostraron más abiertos a la idea de que sea reconocido el líder del COI.

Mark Adams, portavoz del Comité Olímpico Internacional, dijo que no había habido “ninguna reflexión” dentro del organismo sobre una posible nominación del equipo coreano unificado, siguiendo la idea propuesta por la delegada estadounidense, Angela Ruggiero.

“Por parte de las instancias administrativas del COI no ha habido ninguna reflexión sobre esto. Obviamente los miembros pueden tener sus propias opiniones (...) pero no ha habido ninguna discusión”, dijo.

Adams, por su parte, fue menos categórico, cuando se le preguntaron si el presidente del COI, Thomas Bach debería ser propuesto para el premio, después de ayudar a que Corea del Norte asistiera.

“No hay ninguna discusión aún”, dijo Adams.

Bach tiene previsto visitar Corea del Norte después de los Juegos, donde ambas delegaciones desfilaron juntas en la inauguración y también compitieron con un equipo conjunto de hockey femenino.

La celebración de los Juegos de Invierno ha permitido un acercamiento entre Seúl y Pyongyang, después de meses de agudas tensiones por los ensayos de misiles y el avance del programa nuclear del Norte.

Después de haber declinado durante meses las invitaciones de Corea del Sur para asistir a los Juegos, Kim anunció un cambio de giro en su discurso de Año Nuevo, que permitió que sus atletas asistan al centro de esquí de Pyeongchang, acompañados por sus animadoras y también por una delegación diplomática que incluyó a la hermana de Kim, Kim Yo Jong.

En su viaje, Kim Yo Jong estrechó la mano del presidente surcoreano Moon Jae-in, alentó con él al equipo unificado de hockey femenino, y le transmitió una invitación de su hermano Kim Jong Un para participar en una cumbre en Pyongyang.

Ruggiero, que lidera la comisión de atletas del COI y fue medallista de hockey sobre hielo, dijo que era una opinión personal la sugerencia de que el equipo coreano fuera nominado.

“He escuchado mucho apoyo de otros miembros diciendo que es simbólico, de esto se tratan los Juegos Olímpicos”, explicó.

En una entrevista concedida el lunes a la AFP, Bach desestimó los temores de que Corea del Norte esté usando los Juegos como un medio de propaganda, considerando que su participación es meramente deportiva.

“El deporte no puede crear la paz, pero el deporte puede construir puentes, abrir puertas. Podemos demostrar que un diálogo nos puede llevar a un resultado positivo, como lo demostramos aquí”, dijo.