Twickenham, Reino Unido. AFP.- Inglaterra pudo conservar su imbatibilidad en casa bajo el mandato del seleccionador Eddie Jones al batir 12-6 a Gales, este sábado en Twickenham en la segunda jornada del Torneo de las Seis Naciones, igualando en lo alto de la tabla a Irlanda, que antes batió a Italia (56-19) en Dublín.

El XV de la Rosa, vigente doble campeón, se une a Irlanda en la primera plaza con 9 puntos. Gales les sigue en la tercera plaza con 6 unidades.

Para el domingo queda por disputarse el tercer partido de la jornada, que enfrenta a Escocia con Francia.

En Twickenham, Gales desaprovechó varias situaciones para lograr tries, pero estuvo cerca de dar la sorpresa. Al menos se fue de Londres con el bonus defensivo.

El XV del Puerro, lastrado por las bajas, fue capaz de competir a lo largo del terreno fetiche del mejor equipo de Europa. Pero algunos balones al suelo (Lee en el 35 y 54) o mal entregados (48) le hicieron mucho daño.

Dirigidos por el neozelandés Warren Gatland, los jugadores de Gales también lamentarán el try que no logró Gareth Anscombe, sustituto de último minuto de Leigh Halfpenny.

Además, en un cuatro contra uno, Scott Williams, que quería aprovechar el césped húmedo para deslizarse hasta la línea, fue alcanzado (62).

Por el contrario, Inglaterra fue un ejemplo de eficacia, especialmente en unos primeros minutos de sentido único. Luego se dedicó a gestionar su ventaja con una defensa intratable.

Los tries fueron cosa de Jonny May (3 y 20), mientras que Owen Farrell acertó con una transformación (21). Por Gales marcaron sus penales Rhys Patchell (24) y Anscombe (77).

Dos lesiones de importancia

Antes Irlanda ganó su segundo partido en el Seis Naciones al imponerse con rotundidad y logrando el bonus ante Italia en Dublín.

El XV del Trébol, que había batido a Francia en la primera jornada (15-13), logró ocho tries, por lo que consiguió facilmente el bonus ofensivo.

La mala noticia para Irlanda fue que perdió a dos jugadores importantes durante el duelo. El pilar derecho Tadhg Furlong salió a los cuatro minutos, con problemas en una pierna, y el centro Robbie Henshaw en el segundo periodo, muy dolorido del brazo derecho.

Estas dos bajas podrían ser cruciales, ahora que Irlanda se prepara para recibir a Gales y a Escocia, con el objetivo de acudir a una ‘final’ en Twickenham en la última jornada.

Italia, que ya cayó ante Inglaterra en Roma el domingo pasado (46-15), encaja su segunda derrota contundente en esta edición y ya agita de nuevo el fantasma de la cuchara de madera.

En Dublín Irlanda cerró una primera parte para enmarcar (28-0), con cuatro tries de Henshaw, Murray, Aki y Earls. Con el duelo prácticamente cerrado, el equipo local estuvo menos fino en el segundo periodo, aunque finalmente volvió a lograr cuatro tries (Henshaw, Best y un doblete de Stockdale), lo que deja clara su superioridad ante el cuadro transalpino.

Menos concentrado, el grupo irlandés permitió que Italia anotara tres tries, aunque sin mayores consecuencias.