• CHAD BRAY
  • LONDRES

Lo que ahora es Thomson Reuters nació hace una década como resultado de una fusión con valor de 17.000 millones de dólares entre el negocio de información financiera Thomson y el servicio de noticias Reuters.

Actualmente, la empresa ha logrado otro acuerdo que podría ser transformador: la venta de una participación mayoritaria en su división de finanzas y riesgos a Blackstone Group, el gigante del capital privado.

El 30 de enero, un consorcio que dirige Blackstone anunció que había adquirido una participación del 55 por ciento de la unidad en un acuerdo que valora la división en 20.000 millones de dólares, incluidas sus deudas. El consorcio incluye a Blackstone, Canada Pension Plan Investment Board y GIC, un fondo soberano que estableció el gobierno de Singapur.

El acuerdo con Blackstone ayuda a Thomson Reuters a fortalecer su división más importante, la cual ha enfrentado adversidades entre la reducción de gastos por parte de los bancos y otros clientes, y la competencia de rivales como Bloomberg LP.

La unidad de finanzas y riesgos, la cual ofrece herramientas de investigación y análisis a profesionales de los mercados financieros, tuvo ingresos de 6.100 millones de dólares en el pasado año 2016, una cifra que representa más de la mitad de las ventas totales de la empresa. El negocio incluye a Eikon, el sistema terminal de información y estandarte de Thomson Reuters.

El sistema Eikon sigue los pasos de Bloomberg en términos de participación en el mercado: en el 2016, Bloomberg tuvo en su poder aproximadamente una tercera parte del mercado, mientras que el servicio de Thomson Reuters tuvo cerca del 23 por ciento, según información de Burton-Taylor International Consulting.

Thomson Reuters, cuya sede se encuentra en Toronto, retendrá un 45 por ciento de participación de capital en el negocio de finanzas y riesgos y tendrá la propiedad total de sus operaciones legales, fiscales y contables, y de noticias, de acuerdo con el comunicado.

Blackstone aporta más que dinero en efectivo a la empresa conjunta con Thomson Reuters. La empresa de capital privado también es dueña de Ipreo, otra firma de información financiera, la cual compró en el 2014 junto con Goldman Sachs por la suma de 975 millones de dólares.