Desde que retornaron al país tras subir al podio de la 38ª edición del rally Dakar el pasado 14 de enero, los pilotos paraguayos fueron objeto de todo tipo de merecidos homenajes.

Este miércoles, fue el turno del denominado "Equipo País", encabezado por la presidencia de la República, la Secretaría Nacional de Deportes (SND), la Secretaría Nacional de Turismo (SENATUR) y otras doce instituciones gubernamentales.

En ausencia de Beto Recalde y Joss Candia, Nelson Sanabria, Blas y Enrique Zapag, Hans Thiede y Thomas Englert, ademas de Juanjo Sánchez fueron reconocidos no solo con presentes sino principalmente con palabras en las que se destacó el ejemplo que dieron y el legado que dejaron tras disputar el rally raid más difícil del mundo.

La Ministra de Turismo, Marcela Bacigalupo, no dudó en llamar de "héroes paraguayos" y "embajadores turísticos de nuestro país" a los pilotos y copilotos que "son un ejemplo para los paraguayos y, por sobre todas las cosas, para los jóvenes, porque soñar debe ser ese gran desafío, el primer gran desafío".

"Pero soñar y preparar el camino presupone mucho esfuerzo, mucho sacrificio, planificación y por sobre todas las cosas superar las propias marcas y metas. La vara estuvo muy alta. De haber participado en el evento automotor más desafiante, importante y difícil del mundo en esta categoría, y ustedes llegaron con éxito, porque en el Dakar nos enseñaron que llegar es ganar", agregó.

Nelson Sanabria completó su cuarto Dakar, una vez más entre los diez mejores del mundo. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]
Nelson Sanabria completó su cuarto Dakar, una vez más entre los diez mejores del mundo. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]

Más paraguayos

A su turno, el Ministro de Deportes recordó cuando empezaron "a soñar" junto con Milciades Fretes en la posibilidad de realizar el Dakar series primeramente y luego el Dakar, y que en ambas ocasiones el presidente de la República, Horacio Cartes, les "dijo que sí".

"El éxito de este Dakar, que fue impecable tal y como mencionó la Ministra (al recordar las palabras de Ettiene Lavigne), fue resultado de la unión de todos los paraguayos, el Equipo País, la prensa, la ASO (dueña del evento), el público y por supuesto la guinda que faltaba, ustedes los corredores paraguayos", manifestó Víctor Pecci.

El titular de la SND felicitó a los pilotos y copilotos, anhelando que lo hecho por los mismos "sirva de ejemplo para otros corredores, ya que tenemos tanto talento". "Que esto invite al año próximo a tener más competidores paraguayos", deseó.

Tras destacar lo hecho por Fretes, el Ministro de Deportes agradeció Leyla Rachid, coordinadora del Equipo País, quien cumplió con la función de unir "las catorce instituciones y que estuvo en los pequeños y grandes detalles" de la organización.

Juanjo Sánchez estuvo en representación del equipo que tuvo como piloto a Beto Recalde. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]
Juanjo Sánchez estuvo en representación del equipo que tuvo como piloto a Beto Recalde. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]

Quieren más Dakar

Cuando llegó el turno de los reconocimientos, cada uno de los pilotos se dirigió a las autoridades y al público presente. Todos se mostraron felices pero sobre todo agradecidos porque se haya hecho posible el paso del Dakar por Paraguay.

"Vamos a seguir estando presente en cada Dakar, ojalá que siempre Paraguay pueda estar presente", manifestó Nelson Sanabria, que en su cuarta participación finalizó una vez más en el Top Ten de la clasificación general. Esta vez, en la octava posición.

Juanjo Sánchez, que fue copiloto de Beto Recalde, también se mostró agradecido y valoró "todo lo que hacen" para traer el Dakar al país. "Esperemos que el año que viene podamos tener nuevamente el Dakar en Paraguay y podamos ser participantes", deseó con la intención de quitarse la espina que les quedó por haberse visto obligado a abandonar en la Etapa 11.

Blas fue el encargado de hablar en representación de la familia Zapag. Reiteró la "experiencia inolvidable" que vivió durante "catorce días y veinticuatro horas junto a Enri" con "momentos complicados y felices, pero bien protegidos por Dios, vibrando padre e hijo y en el corazón la bandera paraguaya".

"Estamos orgullosos de ser paraguayos. Ojalá que podamos seguir haciéndolo, porque figuramos en el mapa de sesenta nacionalidades que vieron lo que somos y el potencial que tenemos", agregó el líder del equipo que finalizó en el puesto 38 de la general en la categoría autos.

En su primer Dakar juntos, padre e hijo se metieron en el puesto 38 de la clasificación general. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]
En su primer Dakar juntos, padre e hijo se metieron en el puesto 38 de la clasificación general. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]

Héroes que piden apoyo

Cuando llegó el turno de convocar a Thomas Englert y Hans Thiede, el Ministro Pecci pidió "un S.O.S. para los sponsors", resaltando que pese al poco apoyo de las marcas "terminaron el Dakar" en la posición 51 de la clasificación general.

Englert hizo un gesto con las manos llamando a los futuros patrocinantes, lo que desató la risa de los presentes y luego comenzó a agradecer "primero, al dueño del equipo que hizo posible nuestra participación, Milciades Fretes, ya que gracias a su sacrificio y entusiasmo nos motivó y dio las fuerza como para lanzarnos en este emprendimiento".

"En segundo lugar, a todo el publico paraguayo que de diferentes formas nos demostraron aliento. Ya sea personalmente en el medio del desierto, donde nos salía alguien con una bandera, o a través de las redes sociales con mensajes. Nos ayudaron a mantener la entereza y nos dieron fuerza para poder concluir esto", agregó.

Por primera vez en 38 ediciones, Paraguay ingresó al mapa del rally más famoso y difícil del mundo, viendo a cuatro de sus cinco tripulaciones llegando al podio de llegada. Para 2018, la bandera tricolor quiere volver a flamear en lo más alto del Dakar y el trabajo para volver a ser sede ya empezó.

Thomas y Hans son alemanes pero corren con la bandera paraguaya en el corazón. Lo mínimo que merecen es mayor apoyo. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]
Thomas y Hans son alemanes pero corren con la bandera paraguaya en el corazón. Lo mínimo que merecen es mayor apoyo. Foto: Pánfilo Leguizamón.[/caption]